Videotestimonios

El testimonio del artista Miguel Bosé

Miguel Bosé sufrió, en 2007, una caída importante desde un escenario. Al poco tiempo, empezó a notar fuertes dolores y contracturas, que se fueron extendiendo desde la cabeza y cuello hacia toda la espalda, brazos y hombros. Durante varios meses, a pesar de los potentes analgésicos, sus dolores y contracturas se fueron agravando, siendo cada vez más severos. Además, su cuerpo se estaba descompensando, llegando incluso a desnivelarse de cadera. Al terminar la sesión de AtlasPROfilax®, Miguel Bosé notó una gran liberación y un enderezamiento espectacular de toda su columna. Los dolores y contracturas de los últimos meses desaparecieron también rápidamente. Desde entonces, Miguel Bosé no ha vuelto a tener dolores de espalda.

"Jamás he vuelto a tener dolor de espalda"

Solución a secuelas por accidente de moto

Pedro, de 45 años, se hizo el método AtlasPROfilax® hace 10 meses. Pedro tenía secuelas de un accidente en moto, que le afectó a la zona cervical. Tuvo que dejar de hacer deporte y necesitaba analgésicos a diario.

Después de hacerse el método, la recuperación fue muy rápida, y, en pocos días, pudo volver a correr, hacer deporte, y, en definitiva, disfrutar de la vida.

Volver a moverse con comodidad

María tenía  tenía contracturas y dolores crónicos de cuello y espalda, espacialmente en la zona lumbar, lo que le impedía moverse con libertad en movimientos básicos de la vida cotidiana, como agacharse.

En cuanto se hizo el método AtlasPROfilax® mejoró sustancialmente su movilidad, y sus dolores están desapareciendo.

Gran cambio postural y aumento de la energía, capacidad física e intelectual

Guillermo Peña, deportista de alto nivel, ¡con 58 años se siente más fuerte que cuando batía records de España!. Guillermo se hizo el método AtlasPROfilax® hace varios meses y desde el primer momento notó cambios extraordinarios, empezando por su postura, y mejorando progresivamente su energía, capacidad física e intelectual.

Solución a mareos y dolor crónico de cadera y rodillas.

Pamela se hizo el método AtlasPROfilax® hace 3 meses.
Ella tenía mareos con sensación de inestabilidad constante, también dolores crónicos en cadera y rodillas. Por todo ello no podía caminar más de 10 minutos. Nada más terminar la sesión de AtlasPROfilax® su mareo desapareció. En las siguientes semanas sus dolores fueron reduciéndose y hoy en día su calidad de vida es plenamente satisfactoria sin ningún dolor de espalda, cadera o rodillas.

Migrañas desde la niñez, contracturas y ansiedad.

Isabel, de 40 años, prestó su testimonio, un año y medio después de hacerse el método AtlasPROfilax®.
Ella padecía cefaleas tensionales y migrañas desde niña, además de contracturas musculares casi permanentes en cuello y espalda. Todo ello le provocaba dolor, incomodidad y ansiedad. Había probado todo tipo de medicación pero sus problemas no mejoraban. Al poco tiempo de realizarse el ajuste del Atlas, sus dolores de cabeza desaparecieron, al tiempo que se notaba mucho más ligera de la espalda y cuello. Su estado de ánimo mejoró mucho y la ansiedad se redujo de manera muy notable.

Libre del dolor de cabeza y la ciática

Rosana, 58 años. hace 8 meses que se hizo el método AtlasPROfilax®.

Su situación era de jaquecas casi a diario, desde joven. A veces podían ser muy severas, con vómitos. También tenía crisis de ciática muy frecuentes. La técnica AtlasPROfilax® le permitió librarse inmediatamente de sus dolores de cabeza y las ciáticas han quedado en sólo un amago.

"No he vuelto a tener jacquecas ni ciática"

Vivir la vida sin dolor

Esperanza, de 64 años, hace 5 meses que se hizo el método AtlasPROfilax®. Tenía dolor crónico generalizado, desde el cuello a las lumbares. Se notaba muy fatigada, y le era muy complicado hacer las tareas normales de la casa. Se encontraba muy incómoda en la cama y le costaba encontrar una buena posición para dormir. Ya había probado muchas cosas pero incluso los analgésicos no le ayudaban. Al día siguiente de hacerse la técnica AtlasPROfilax® notó un gran cambio, incluso pudo caminar más de 6 km y sin la sensación de estar ‘hecha polvo'. ¡No se lo podía creer!. La mejoría se ha ido consolidando, y hoy en día Esperanza puede hacer de todo, caminar, hacer gimnasia, ir a bailar… En definitiva, se siente fenomenal.

"¡Me dolía todo!"

Gran mejoría de cefaleas y dolor cervical

Anna, hace 2 meses que se hizo el método AtlasPROfilax®.
Su vida cotidiana era tener dolor de cabeza,  necesitaba tomar 4 analgésicos al día. También tenía dolor cervical, con muchas contracturas en trapecios y cuello.
El método AtlasPROfilax® ha supuesto una gran mejoría en su calidad de vida y hoy es raro el día que necesita medicarse.

"Me ha cambiado la vida"

Dolor lumbar por hernia discal resuelto

Francesc, hace 2 meses que se hizo el método AtlasPROfilax®.
Tenía un dolor lumbar intenso, diario. Según diagnóstico médico la causa era por hernia discal y probablemente necesitaría cirugía en el futuro.
Tras hacerse el método AtlasPROfilax® desapareció completamente el dolor lumbar. También mejoró mucho la movilidad y la comodida en vida cotidiana.

"Había aprendido a vivir con mi dolor"

No más rigidez ni dolor de cabeza

Piedad, de 40 años, se hizo el método hace 2 meses. Su trabajo es de de oficina, con muchas horas sentada frente al ordenador. Ella tenía sensación de rigidez, y contracturas en cuello y espalda. También padecía dolores de cabeza cotidianos. La primera sensación al terminar la sesión de AtlasPROfilax® fue de descanso muscular, mayor movilidad, y más cómoda para estar erguida. Progresivamente se ha ido encontrando mejor, y los dolores de cabeza han desaparecido. "Un cambio impresionante".

"Un cambio impresionante"

Fin a contracturas, dolor de espalda, cuello y hombros.

Francisco Javier, de 42 años,  se hizo el método AtlasPROfilax® hace tres meses. Antes de hacerse el método, tenía un malestar constante, con rigidez cervical, dolor de cabeza, contracturas, dolor lumbar al levantarse. En cuanto finalizó la sesión de AtlasPROfilax® ya se sintió diferente, con mayor movilidad cervical y de hombros y brazos. Hoy en día se levanta sin dolor, en su trabajo está cómodo y ya no tiene contracturas crónicas en espalda y hombros. Al notar tanta mejoría en su calidad de vida, también trajo a su mujer y a sus hijas.

"Te da bienestar para hoy y el día de mañana"